jueves, 18 de agosto de 2011

TRAVESÍA TAYA - PEDREGAL 2011

El pasado 12 de Agosto, siete aguerridos ciclistas del TEAM INTER retornamos a Taya, para completar la ruta de Fiestas Patrias. Inicialmente planeamos la Ruta PATAPAMPA- PEDREGAL, en dos tramos: El primero Patapampa Lluta con un recorrido de más de 90 Km y el segundo Lluta – Pedregal con un recorrido de más de 83 Km. La verdad es que nos valimos del la poca información que recogimos en esas últimas semanas de amigos montañistas y de los levantamientos de los mapas del Google Heard. Como se dice una es la teoría y otra la práctica, la primera parte es dura, son terrenos agrestes, donde te pone a prueba toda tu pericia, de lo contrario terminas mortificando al resto del grupo.

En esta segunda oportunidad, con toda la experiencia acumulada en Fiestas Patrias, retornamos: Jaime Virrueta, Pedro Villena, Walter Ponce, Fernando Ibarcena, Mauricio Román., Jesús Valdivia y Dante Guzmán. La idea es de regresar a la ruta anterior, para ello llegamos adormir a Taya el viernes 12 de agosto, el sábado de madrugada nos levantamos y subimos por el margen derecho hasta alcanzar el amanecer en la parte alta, y así fue, una vista espectacular, que lindos paisajes!!…que deleite amigos, no saben la satisfacción de gozar de tan hermoso espectáculo. Pasamos por los pueblitos de Taya, destacando “Moca” con su pequeña capilla, a esa hora de la mañana los pastores se preparan para salir a pastar su ganado.

Después de algunas subidas, llegamos a descender a una zona menos complicada, llegando a orillas de una acequia, síntoma que estamos cerca del desvío que buscamos…pero lamentablemente el mapa no es claro en el tema …nos pasamos un par de kilómetros, teniendo que retornar hasta la zona de un caserío de pastores. Desde este punto de referencia, realizamos las demarcaciones correspondientes y realizamos un avance significativo; hasta que nuestro compañero Jesús se puso malito con la “bicicleta”, el Ampato le quedo Chico,... tuvimos que utilizar estrategias de emergencia para solucionar el problema.

La preocupación se apodera de nosotros, ya que cuando iniciamos la marcha, vemos que Fernando esta con la llanta trasera baja, ¿Qué hacer?, bueno, decidimos bajar un poco para reunirnos con el resto del grupo. Ya en este punto nos encontramos en el siguiente desvío, donde tenemos que virar hacia la izquierda, es donde aprovech Fernando para parchar sus llantas. Aquí se aprovecha para realizar demarcaciones en la ruta, para que en futuras expediciones, los ciclistas no se pierdan, y tengan un buena referencia de cuanto les falta por recorrer.

Amigos, desde este punto la ruta es un tanto complicada, ya que es muy pedregosa y llena de “Ccorotillas”, eso hace que avancemos muy lento, además de la incertidumbre, de no saber si estamos en el camino correcto. Pero con un poquito de paciencia, lo logramos!...llegamos a pasar esta parte incluso caminando. Lo que viene es una bajada… Uyyy!! un disfrute increíble, la adrenalina se apodera de tu cuerpo, las piedras crujen y sales disparadas como proyectiles…no hay espacio para errores, todos concentrados bajan raudamente por un serpentín interminable…que les puedo decir “una experiencia única” fuera de serie. Me gustaría que vean los rostros de los Bikers después de esta experiencia… realmente no tiene nombre. En este momento ya nos encontramos en el cruce de la carretera con Lluta, y sólo falta unos kilómetros para llegar al poblado, para poder descansar y servirnos nuestros alimentos.


Al día siguiente muy temprano preparamos nuestras biclas y le cantamos el Hapy a Fernandito que esta de cumpleaños el 14 de Agosto. Después de este jolgorio en la plaza, salimos raudamente con rumbo al Pedregal a cumplir nuestra siguiente jornada, los primeros kilómetros son unas subidas acompañadas por la campiña lluteña, hasta que se alcanza el puente y el río; desde este punto las cosas cambian…todo es subida, un serpentín interminable, la subida de hornillos es un cuento a su lado. Cuando nos disponemos a desayunar ya es casi las 8:30 de la mañana. Con este pequeño descanso logramos recuperar un tanto las energías para enfrentar semejante jornada, la verdad que no tenía cuando acabar, lo mejor era pensar en otras cosas. Cuando llegamos a la parte alta, pensamos que ya todo terminó!...pero mentira, seguía unas subidas más prolongadas que las anteriores, por momentos algunos pensaron que nos habíamos equivocado de camino, ya el vendito cruce con el portal nunca hacia su aparición. Después de media hora de una bajada interminable logramos llegar al cruce con Huambo, que alivio, todos nos reagrupamos y descansamos.

Desde este punto es una experiencia fuera de serie…son unas bajadas!! Con unos encalaminados que te mantenían tenso en todo momento. La verdad que llegaba a doler la espalda de tanta tensión, al menor descuido, puedes salir disparado…es lo que paso con Fernando en una curva, donde perdió el control de la bici y cayo aparatosamente, golpeándose el brazo y la muñeca..

La verdad esta experiencia es diferente a las anteriores…ya que bajas y bajas y no tiene cuando acabar, son más de 30 Km a todo dar un disfrute que se convierte por momentos en martirio…llega a doler todo! Hombros, espalda, muñecas etc. la tensión es tremenda. Cuando llegamos a Huacan que alivio, el terreno cambia de inmediato deja de ser agreste y es más llano, es allí donde descansamos y nos recuperamos de semejante bajada.

Desde este punto solo faltan unos 20Km. Y la cosa es más ligera, pero con el cansancio las pampas del Pedregal se hacen interminables… y si te pones a contar los kilómetros que faltan…peor! Lo único que queríamos era llegar y servirnos un sorbo de agua, la mayoría termino sus reservas; en el camino encontramos a Dante que “pincho” llanta, algunos se quedaron apoyando a nuestro compañero, otros seguimos adelante, la sed era poderosa…llegamos ala primera tienda y literalmente nos dimos un gran remojón. La felicidad era única, acabamos de culminar un sueño planificado hace mucho tiempo. Gracias Jaime, y al resto de compañeros que me acompañaron a cristalizar este proyecto.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada